Se encuentra usted aquí

  1. Inicio

Psiqueactiva 2

Número: 

2

Año: 

2011

ISSN: 

Pendiente

Índice: 

  • Editorial
  • Zona reactiva
  • Enredando

Editorial: 

 

Supongo que invita a ello la fecha y se encarga de acentuarlo esta rutina de revisiones y correcciones mínimas de última hora. Por ello, es inevitable adoptar cierto tono reflexivo ante la publicación de este segundo número de Psiqueactiva que ahora os proponemos. Es imposible dejar de recordar en estos días aquellas primeras conversaciones sobre un proyecto que en marzo parecía tan vago, cuando después de una tarde entera entre vasos y cuadernos, casi no conseguíamos ponernos de acuerdo en un nombre. Cómo no esbozar una sonrisa ante aquellas disparatadas ideas de distribución a partir de Google Docs o la eterna discusión sobre el criterio mientras seleccionábamos los primeros poemas en una tarde de domingo que resistía la agobiante presión informativa de las elecciones municipales y autonómicas.

Siempre tuvimos claras nuestras motivaciones y las ganas con las que empezábamos esta aventura, pero nada nos hacía sospechar que el primer número de aquello que decidimos llamar revista iba a superar las 1.200 descargas. Por eso, queremos agradecer cada mínimo gesto que haya contribuido al desarrollo de esta idea creciente y colectiva: cada colaboración, cada comentario, cada enlace enviado o compartido, cada “Me gusta”, cada visita a la web, cada recomendación, cada ocasión prestada para presentar el proyecto, cada pequeño rato de lectura que nos regaláis desde vuestro día a día. Pero, muy especialmente, hay que reconocer la decisiva aportación de quien ha dado a Psiqueactiva su verdadero motor. Fue Miguel Adolfo Barroso Múñoz el que, apiadándose de unos cuantos soñadores con poca cabeza para internet, decidió convertirse en nuestro informático de cabecera, nos proporcionó la web gratuita de la que disponemos y dio, de esta forma, el impulso definitivo a lo que era sólo una maraña de buenas intenciones. Muchas gracias, Miguel, sin tu trabajo esto no sería lo que es.

Aunque con algo de retraso, volvemos después de haber superado cierto exilio en nuestras filas, con un equipo más completo, convencidos de haber esquivado los peligros de la vanidad, el aburrimiento, la desidia, los desacuerdos o el simple olvido. Hemos vuelto a demostrar que no hace falta andar mendigando (o robando en el peor de los casos) dinero para organizar y ejecutar proyectos de creación artística. Todo esto, está bien que se recuerde, lo hace un grupo de personas con el único capital de su tiempo, su esfuerzo y sus ganas de aportar algo al panorama social y cultural. Y lo seguiremos haciendo, seguiremos demostrando que no hace falta dinero para crear y difundir porque creemos firmemente en ello. En unos tiempos como los que corren, hay que seguir manteniendo las llamas de la creatividad, el arte y la inteligencia como esperanzas o, al menos, pequeños refugios que oponer al duro invierno. Nos resulta indiferente si hay o no aludidos. Hace ya tiempo que asumimos que aquellos cuya métrica es la del billete de cincuenta euros dejaron de interesarse por todo lo que hacíamos cuando comprobaron que sólo pretendíamos hablar, compartir, llenar espacios con palabras e imágenes. Ante determinados profesionales de la institucionalización, sólo se adquiere entidad como competidor en el campeonato de las subvenciones o como devoto admirador sin juicio crítico. En ambos casos, preferimos no tener entidad. Es casi mejor que no nos lean. Lo cierto es que Psiqueactiva no está hecha para ellos.

Descargar

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.